• Home
  • /
  • Conferencias
  • /
  • Empresarios analizan cómo la empresa puede servir al Bien Común en Seminario USEC - ESE Business School

NoticiasUSEC

Empresarios analizan cómo la empresa puede servir al Bien Común en Seminario USEC - ESE Business School

Comparte:

Ante una audiencia de más de 150 personas se llevó a cabo el Seminario "Desdemonizando el lucro: cómo la empresa puede servir al Bien Común", en el ESE Business School de la Universidad de los Andes. El evento organizado en conjunto con USEC, contó con la participación del Director de Investigación del Acton Institute, Estados Unidos, Samuel Gregg, quien tiene una maestría en filosofía política de la Universidad de Melbourne y un doctorado en filosofía moral y economía política de la Universidad de Oxford. 

 

El evento comenzó con un discurso de Gregg quién destacó la importancia de que las empresas sean rentables para así aportar al bien común: “Lo que realmente importa -en especial a quienes trabajan en empresas y en el sector financiero-, es la dimensión moral de cómo pueden servir al bien común. En este sentido, la eficiencia y el lucro (las ganancias) son importantes, ya que sin estas no podemos saber si el negocio está funcionando, si estamos satisfaciendo las necesidades de los clientes y consumidores, y no tendremos el capital necesario para contribuir al bien común y al florecimiento integral de las personas”.

 

El docente explicó que esa búsqueda de rentabilidad no debe desviar a los empresarios del verdadero fin de su vocación, contribuir a la sociedad: “El problema es cuando la dimensión material - la eficiencia y las ganancias excesivas- es la única apreciada en la empresa. Es cuando las utilidades son vistas como un fin, cuando en realidad son un instrumento para llegar y contribuir al bien común. Por eso, la formación ética y moral es fundamental para prevenir que el empresario caiga en estas tentaciones”.

 

La empresa como una noble vocación

 

Posterior a su presentación, Gregg participó de un panel de conversación junto a Mauricio Larraín, Director de Empresas; Daniel Mansuy, Director del Instituto de Filosofía de la Universidad de los Andes y Analista Político; e Ignacio Arteaga, Director de USEC. En el encuentro, moderado por el Director del Centro de Ética Empresarial del ESE Business School, Álvaro Pezoa, se analizó la situación actual del mundo empresarial en relación a la demonización del lucro en la opinión pública y cómo el empresariado debe y puede restablecer las confianzas.

 

Ignacio Arteaga, miembro del directorio de USEC, hizo un llamado a no olvidar que el fin y centro de la empresa es la persona humana: “Sólo ser rentables no puede ser el objetivo. Tener como fin sólo el lucro hace que la empresa sea una empresa a ras de suelo, una empresa ‘pobre’”. El abogado enfatizó en la necesidad de poner a la actividad empresarial al servicio de los demás e instó a los empresarios, ejecutivos y emprendedores presentes a impulsar un nuevo estilo de gestión y dirección empresarial. “Vean qué cosas en la sociedad no les gustan y trabajen desde su empresa por cambiarlas. Busquen siempre servir a los demás. Si ese noble objetivo lo hacen bien, la rentabilidad vendrá por añadidura”, dijo.

 

Arteaga convocó a los empresarios a cuestionarse el fin de su vocación profesional y a generar un cambio, “no se puede servir a Dios y al dinero. ¿A quién voy a servir? ¿A los demás o a mí mismo? Si la opción es ser parte de una empresa porque quieres ganar más dinero, yo te pido por favor que no seas empresario o no seas parte de una empresa. Pero si lo que quieres es tomar el otro camino, el camino del servicio genuino a los demás, entonces nuestro llamado es a que te unas a USEC”, afirmó.

 

Ampliar la mirada

 

Desde el mundo empresarial, Mauricio Larraín destacó la importancia de educar éticamente a los distintos funcionarios de las empresas para que sus conductas sean moralmente correctas, “La formación ética en las universidades, en las escuelas de negocios, en instituciones como USEC es tremendamente valiosa. En mi experiencia he visto que gran parte de los errores se cometen por falta de este tipo de formación”. El abogado destacó las palabras de Samuel Gregg sobre la importancia de que las empresas generen utilidades, ya que sólo de esta manera pueden contribuir verdaderamente al bien común, finalizó su intervención haciendo un llamado a los empresarios presentes a practicar la caridad, a ser más generosos y así contribuir a la sociedad, “Si nosotros creemos en el rol subsidiario del Estado, es muy importante que las empresas sean rentables para que paguen más impuestos”.

 

Por su parte Daniel Mansuy afirmó que la confianza hacia las empresas hoy es ampliamente cuestionada, y que la manera de legitimarse ante la sociedad debe estar sujeta a una nueva relación entre el empresariado y la sociedad, “Las empresas deben lucrar, pero no es su único fin y en su manera de vincularse con la comunidad deben tomar en cuenta otros factores que son los que les darán legitimidad”, concluyó.

 

Los panelistas coincidieron en la necesidad de que los empresarios busquen, más allá de enriquecerse, ser verdaderos agentes de cambio en la sociedad, incentivando el desarrollo tanto de sus trabajadores, como del país en general. Esto fue resumido por Samuel Gregg quien destacó la noble vocación a la que están llamados los empresarios, “Los negocios y el comercio pueden contribuir al bien común, puedan asistir a las personas a lograr su realización personal integral. Los negocios proveen empleo, la oportunidad de ser creativos en el trabajo, sin importar la humildad o grandeza del cargo. El comercio fomenta virtudes, el ahorro, el empleo, el crecimiento económico y personal”.

 

Galería de fotos