EntrevistaSocio

Matías Zegers y Felipe Bahamondez: "Para nosotros, la reputación es el activo más importante"

La construcción de una comunidad de valores basada en una ética, que guíe el actuar diario, es el sello que busca distinguir a este estudio de abogados, reciente socio USEC. 

 

1.- En su página web declaran desarrollar su labor bajo un importante compromiso con la ética ¿Cómo se manifiesta esta intención en el día a día?

Felipe: Se manifiesta a través de los casos que atendemos y con los clientes que trabajamos. Nosotros realizamos un chequeo previo a los clientes que buscan ser asesorados por BAZ; de esta forma podemos conocerlos a ellos y a sus empresas. Este filtro - a ojos de muchos - puede ser la pérdida de una oportunidad de negocio. Sin embargo, creemos que esto nos permite cultivar uno de los ejes que mueve nuestra labor: la ética. 

 

Matías: Esto también tiene un aspecto comercial. Consideramos que la reputación es el activo más importante, lo que redunda en cómo hacemos las cosas. Tal como cuesta años construir una reputación, cuesta segundos perderla y no estamos dispuestos a asumir esos riesgos. Además, esta forma nos deja más tranquilos y así trabajamos más felices. 

 

2-. En el ejercicio de la profesión dentro del estudio, ¿cómo alinean a los colaboradores bajo su mirada sobre la ética? 

 

Felipe: Mantenemos constante comunicación con nuestros asociados para saber si estamos todos trabajando bajo una misma línea. Hay que considerar que el derecho tiene muchas áreas con bastante grises - en consecuencia, ante diversas situaciones - conversamos entre todos, surgen  las posturas que debemos adoptar, generando así una especie de control ético a lo que cada uno hace. Al final del día, actuar en base a ciertos valores descansa en todos quienes componemos BAZ. Sabemos que hay límites y que no los podemos traspasar, por ello hablamos sobre esta comunidad de valores, lo que nos ha permitido actuar en base a ciertos marcos éticos donde nos sentimos cómodos. 

 

Matías: No se trata de que todos pensemos igual, pero sí de respetar los fundamentos básicos por los cuales nos regimos. Por ello, cuando contratamos asociados dejamos esto en claro para no caer en dilemas éticos. Sin embargo consideramos que hay un aprendizaje a diario para todos. 

 

4-. ¿Cuáles son los dilemas más recurrentes que surgen al  asesorar empresas? 

 

Felipe: Nos ha pasado con algunos clientes que nos dicen "oye pero mira la contraparte como está actuando", indicándonos que debemos adoptar la forma agresiva con la que trabaja el otro equipo de abogados. Sin embargo, para nosotros hay formas y formas de ser agresivos. Hay otras maneras estratégicas para trabajar y no ciertas armas que no estamos dispuestos a utilizar. 

 

Uno obtiene más de una negociación siendo flexible y transparente que adoptando posiciones agresivas o rígidas, ya que esto no conduce a nada. La experiencia dice que la flexibilidad es una forma de llegar acuerdos con clientes en temas que muchas veces parecían complicados. 

 

3-. ¿Cómo perciben los clientes esta forma de trabajo? 

 

Matías: Sin duda, genera respeto entre cliente y abogado. Lo vemos al final de un proceso donde todos quedamos satisfechos con la asesoría que entregamos, y el cliente con los resultados del proceso.  

 

5-. Dado el mayor cuestionamiento a la actividad empresarial, por algunos casos de malas prácticas en los cuales está en juego la ética, ¿cuál cree usted que es el mayor aporte de USEC? 

 

Felipe: Pese a que creo que, en general,  las empresas chilenas tienen un actuar ético, el rol de USEC es mostrar una forma de gestionar la organización en base a valores cristianos, los que deben primar hoy en nuestra sociedad. Creo que en tiempos donde hay bastante ruido, es bueno decir lo que uno piensa y ser claros en los valores que defiende. En esta línea, USEC es una institución que constantemente está mostrando lo bueno de las empresas, junto con dar a conocer testimonios de quienes las lideran.