EntrevistaSocio

Exequiel Figueroa, Director Nuevos Negocios en Inmune: “Es indispensable ver a los trabajadores de manera integral”

Es ingeniero comercial, avezado maratonista y tenista amateur. Comenzó su vida laboral en la banca y, aunque conoció grandes personas ahí, su profunda vocación social lo hizo buscar nuevos horizontes. A sus 28 años y desde su rol en Inmune –organización perteneciente al Grupo Alto– trabaja para promover el buen uso de las licencias médicas y para ayudar a reducir el fraude en el sistema de salud chileno.

 

-¿Cuáles son los principales costos del fraude de licencias médicas en Chile?

 

-Una tasa elevada de ausentismo tiene costos directos, como acumulación de antigüedad, provisión de vacaciones, pago de horas extras a otros colaboradores, reemplazos temporales e impacto en la merma de productividad. Pero también indirectos, siendo el principal el daño que se genera en el clima laboral cuando hay abuso de licencias médicas irregulares. Esto genera una sensación de injusticia en los demás colaboradores, que en su mayoría son personas honestas que cuidan su trabajo y se ven expuestos a colegas que presentan licencias sin estar enfermos.

 

-¿Qué factores influyen en este fenómeno?

 

-El ausentismo es bastante sintomático y su medición muchas veces es un “termómetro” de lo que está sucediendo al interior de la empresa. El clima laboral y el trato de los superiores hacia sus equipos de trabajo inciden directamente. En una organización rígida, en la que no existen buenas relaciones interpersonales, ni flexibilidad respecto de los permisos o en la que los colaboradores no son valorados, es más probable que se dé el fraude.

 

-¿Cómo se puede revertir esta situación?

 

-Es indispensable ver a los trabajadores de manera integral, como personas que tienen una historia, una familia, problemas personales. El lugar de trabajo debe poder contenerlos, apoyarlos y entender que hay situaciones en las que será necesario dar ciertos permisos. De esta manera se siembran la lealtad, el compromiso y la gratitud, factores clave para evitar el fraude.

 

-Con el tiempo, ¿han aumentado o disminuido las denuncias recibidas por Inmune?

 

-Sólo el 12% de los chilenos sabe que es un delito fingir una enfermedad o comprar una licencia médica. Sin embargo, cada día nos llegan más denuncias a nuestra página web (www.inmune.cl) de personas que están disconformes con alguna situación puntual de un compañero de trabajo que está cometiendo fraude. Nos envían los antecedentes para que ayudemos a detener esta mala práctica que afecta negativamente a los equipos de trabajo, generando sentimientos de rabia e injusticia.

 

-A futuro, ¿cuáles son los desafíos de Inmune?

 

-En los próximos años nuestro desafío es seguir creciendo a nivel nacional y, en un mediano plazo, expandirnos internacionalmente hacia México, Colombia, España y Estados Unidos. En el futuro cercano, este año comenzaremos a implementar un modelo predictivo de riesgo de licencias, que al tomar ciertas variables permite predecir, de manera automática y con un alto grado de certeza, si una licencia médica es fraudulenta o no.

 

-Por último, ¿qué te motivó a unirte al Círculo USEC Joven y cómo tu pertenencia a nuestra asociación contribuye a tu gestión empresarial?

 

-La crisis de confianza que existe hoy en Chile es brutal. Pareciera que nadie confía en nada. Frente a este escenario, y gracias a la invitación de un amigo, decidí formar parte de este grupo donde permanentemente se está cuestionando el rol de la empresa y de los empresarios en la sociedad. Aquí espero poder formarme como persona, para ser cada día un mayor aporte al país a través de mi trabajo en Inmune, y en un futuro poder ser un formador de jóvenes cristianos comprometidos con la sociedad en la cual vivimos.