EntrevistaSocio

Óscar Henríquez

Empresario, dedicado a actividades en la industria de la capacitación, con una compañía enfocada en enseñar habilidades analíticas y pensamiento flexible y otra que apoya a empresarios y gerentes generales a través de la formación de Advisory Boards. En logística está especializado en el manejo de vestuario y en soluciones e-commerce para el retail. También ejerce como director y socio gestor en estos emprendimientos.

 

¿Cómo conoció USEC?
En un vuelo desde Ecuador quedamos de “vecinos” de asiento con Bruno Baranda (past presidente de USEC) y él me explicó en profundidad la misión y actividades de USEC.

 

¿Qué le aporta USEC?
Soy un convencido de que la mejor forma de aportar a la sociedad es a través de la creación y desarrollo de empresas. Sin embargo, no da lo mismo el cómo se hace empresa. Como cristiano, veo en el emprender una manera concreta de ayudar a otros y a contribuir positivamente a la sociedad, mucho más allá de los números. En esta línea, ser parte de USEC me hizo muchísimo sentido desde un principio y el principal aporte es que genera instancias de reunión y reflexión entre empresarios que tenemos el mismo fin y esa sinergia nos potencia a todos.

 

¿Qué tema que propone USEC, le ha parecido relevante de vivir en la empresa?
Más que un tema en específico, es la forma de hacer empresa que propone USEC. En el último tiempo me ha parecido muy interesante el enfoque que se le ha dado a la próxima visita del Papa, forzándonos a asumir un compromiso tangible (www.firmaporchile.cl).

 

En su experiencia, ¿cómo evalúa la cultura empresarial de nuestro país versus la cultura empresarial de otros países?
He trabajado en tres países distintos y lo que más me ha llamado la atención es que, pese a ciertos casos aislados, a los empresarios chilenos nos gusta jugar limpio y hacer un aporte real a la sociedad. Tiendo a pensar que aquellos empresarios que se relacionan con otros países de Latinoamérica, estarán de acuerdo conmigo en que se nos respeta bastante profesionalmente porque destacan el nivel de desarrollo que hemos podido alcanzar en un país pequeño, bastante aislado y con una naturaleza que nos golpea con fuerza.

 

 

¿Cómo evalúa el nivel de los ejecutivos nacionales, están altamente calificados en todos los ámbitos, incluida la formación en valores?
Tengo una muy buena impresión de los ejecutivos chilenos y me motiva mucho ver lo que están haciendo los más jóvenes. Tienen unas ganas enormes de mejorar el mundo en que vivimos.